martes, 19 de septiembre de 2006

TRABAJOS DE CASA (erase una vez)


Hoy me toca lavar la vajilla.

Solo con una camiseta puesta,

la altura del lavadero era justo para

que el pene quedaba acostado encima del borde,

con el jabón suave

lavé al mismo tiempo los platos y el pene bien erecto,

rojo, por el trapo aspero de la vajilla,

así, todo muy limpio, venia el turno de los vasos,

los giraba alrededor del pene, bien, hasta el fondo,

me excitaba mas y mas,

se ponia cada vez mas rojo y duro,

¡hasta que recibia golpes con una paleta de madera!

y para culminar el trabajo,

con toda la vajilla limpia,

recibí el gran regalo de un super-orgasmo.


----------------------------------------------------------------------

Mi boca quiere ser el vaso
en que se vierte tu deseo
el refugio en que explota
tu mojada ansiedad
quiero ser el jabon
que te provoca tu fantasia
el agua que te calienta
la mente
esa que junto a la mía
produce un río
que se moja instantaneamente
dejame beberte
dejame hablarte al oido
con ese lento gemido
que me surge al leerte contandome
esta noche junto a mi cama


dedicado a mi querida Claudia

5 comentarios:

Piel dijo...

Mi boca es vaso
tu el que lo toca
lo moja
lo calienta
mojame en tu boca
y dejame vivirte en cada abrazo

besame

Pieladentro

GUINEVERE dijo...

Mmmmmm... no sé si me agradaría beber de un vaso dónde has introducido tu pene. Pero al imaginarme la escena no dejé de emocionarme :P

criztina dijo...

jejejeje, buen truco! me has hecho venir al instante jejejejejeje.

Creo que es un buen y sugerente post. :-). Si fuera Claudia, a pesar de saber cómo lavas la vajilla, estaría más que encantada de cenar, comer y desayunar contigo ;-)

azzura dijo...

pués me quedé un poquito pasmada! pero me gusta eh??? mucho...

un beso!

Klara dijo...

Creo que tendrás que repasar toda la vajilla de nuevo. Me he dedicado a lamer todos los vasos despues...

;-)

Besos y azotes, perrito.